Archive for : octubre, 2017

post image

EXPRESIONES SEXUALES, SU ORIGEN

Hoy voy a contaros el origen de las EXPRESIONES SEXUALES más conocidas. Cuéntaselas a tus amigos, se quedarán pasmados, jeje.

 

 

PALABRA “FUCK”

Esta palabra inglesa proviene de la Edad Media, cuando la iglesia mandaba sobre todas las cosas.

“Follar”, tal y como lo conocemos hoy en día, no estaba destinado al placer, si no que, únicamente se utilizaba para procrear.

Cuando una pareja deseaba concebir un hijo, tenía que solicitárselo al rey, y éste, les daba el consentimiento, por lo que estas parejas, la noche en la que estaban “follando” ponían un letrero en la puerta que decía

 

“FORNICATION UNDER CONSENT OF THE KING” (fornicando bajo el consentimiento del rey)

 

Hay otra teoría/historia/leyenda que cuenta que proviene de “FORCED UNNATURAL CARNAL KNOWLEDGE” (conocimiento carnal degenerado y forzado), esto era lo que los convictos de violación debían llevar colgado para ser identificados fácilmente.

 

 

Y, ¿de dónde proviene la palabra “FOLLAR«?

 

Es una palabra de origen latín “follis” que significa “fuelle”, que de ahí deriva “follicare” (acto de soplar con el fuelle).

Esos jadeos que hacía el fuelle cuando soplaba derivaron en los jadeos que se hacen cuando uno “hace el amor”.

A principios del Siglo XX se empezó a utilizar para referirse a “echar una ventosidad”. Y a día de hoy, ha derivado en realizar el acto sexual.

 

 

PILLAR EN PELOTAS

Esta expresión no proviene de las “pelotas” de un tío, si no, del PELLOTE. Era una ropa interior que en la época medieval (Siglos XII y XIII) llevaban sus habitantes.

 

Estaba fabricado con piel y lo usaban para protegerse del frío. Era una especie de chaleco largo que podría llegar a la altura de las rodillas o por debajo de ellas.

Digamos que, por aquel entonces, pillar a alguien con este ropaje era algo vergonzoso e íntimo.

Con el paso de los siglos la sisa de este ropaje se fue exagerando.

 

 

 

 

ECHAR UN POLVO

Allá por el Siglo XVII la nobleza y burguesía, durante las reuniones, como no podían fumar en la sala, se retiraban a fumar a otro departamento.

Por aquel entonces, el tabaco no era tal y como lo conocemos hoy en día, si no, que era en polvo llamado rapé y se esnifaba.

Entonces, palabra “salir a fumar” derivó en “voy a echar un polvo”, excusándose y como coartada para tener relaciones con sus amantes o sus amadas en dichas reuniones.

 

 

 

PONER LOS CUERNOS

Esta expresión tiene varias procedencias, una griega, otra vikinga y otra española.

La griega nos dice que proviene del Mito del Minotaruo, que es una criatura que nace de infidelidad de Pasífae, que estaba casada con el rey Minos, y el rey de Creta.

 

La vikinga nos dice que proviene de las relaciones sexuales que tenían los jefes vikingos con cualquier dama de la tribu. En aquellos momentos, los jefes, tenían como un “derecho de pernada” sobre cualquier mujer. Cuando iban a realizar el acto sexual con alguna de ellas, ponían los cascos (con sus cuernos) colgados de la puerta para que nadie les importunara.

Lo malo, es que estas mujeres ya estaban casadas o ya tenían pretendiente, por lo que estaba cometiendo una infidelidad.

 

La española cuenta que la palabra “buey” se utilizaba para llamar tonto o poco viril a una persona. Cuando un hombre sufría una infidelidad se les empezaba a llamar así, estos apelativos se les imaginaba en su cabeza una cornamenta para calificarlo de tal modo.

 

 

LLEVAR AL HUERTO

Frase derivada del español. Proviene del libro “La Celestina” cuando Calisto conseguía el amor de Melibea, éste lo consiguió en un huerto.

 

 

 

 

 

ESTAR A DOS VELAS

Otra frase española. Esta frase proviene de cuando se terminaba la misa en la iglesia, se apagaban todas las velas dejando, únicamente, dos encendidas en el sagrario. Ello derivó en el significado de “austeridad en el sexo”.

 

 

 

SALIR DEL ARMARIO

Frase anglosajona relativamente nueva. Proviene del “to have a skeleton in the closet” (tener un esqueleto en el armario), que significa tener algo vergonzoso que no se puede contar.

Como la comunidad Gay ha estado tan oprimida, esta expresión fue cogida por ellos. Por lo que, cuando nos decimos que “ha salido del armario”, nos referimos a que se le ha quitado vergüenza por contarlo. (Y BIEN QUE HACEN)

 

 

 

HACERSE UNA PAJA

Hay muchas teorías sobre el origen de esta frase en el ámbito sexual.

Por un lado, tenemos esta expresión proveniente de que los hombres cuando se tenían ganas de masturbarse decían que “iba a buscar paja”.

Otra, nos cuenta que la acción de sacar la paja, que es separar la paja de la semilla, se inculcó a la masturbación porque cuando uno se masturba al expulsar el semen, está expulsando su semilla.

 

 

SER UNA MUJER DE BANDERA

Esta expresión es de origen musulmana, aunque ya en España, significaba “mujer excelente en su clase” o “mujer muy atractiva o impresionante”.

 

¿Cómo llegaron a esto? Pues antiguamente, los ejércitos eran seguidos por personas que intentaban lucrarse de las necesidades de los soldados, como los comerciantes, herreros, los engañabobos (tahúres) y las prostitutas (Sí, en todos lados cuecen habas).

En los ejércitos musulmanes existía la tradición de que las prostitutas, que tenían que tener un local para “sus labores”, instalasen en la puerta una bandera roja para saber donde se instalaban. Por lo que, así, empezaron a llamarlas “mujeres de bandera”.

Aunque hoy en día, no se refiera a “prostituta” sí que se refiere a una mujer con estilo, clase, guapa, sexy, fuerte, valiente y segura.

 

 

PONER MIRANDO A CUENCA

 

Esta expresión, de origen española, proviene de la época de Juana La Loca y Felipe El Hermoso.

Bien era sabido que Felipe era un mujeriego, por ello Juana enloqueció, porque no podía soportar las infidelidades de su esposo y porque su amor no era correspondido.

Felipe, como buen “Don Juan” tenía una barbaridad de amantes, muchas de ellas de pueblos cercanos a Don Diego. Éste ideó un magnífico plan aprovechando que Juana no tenía mucho amor por la ciencia, en la torre más alta del castillo instaló un observatorio astronómico, que con ayuda era capaz de localizar la dirección de las principales ciudades de su reino. Entonces, cuando Felipe quería tirarse a una amante, solamente le tenía que decir a su esposa que iba a subir a la dama al observatorio para ponerla mirando a Cuenca. Como esta frase era muy escuchada por su guardia, éstos, empezaron a utilizarla en los burdeles y se propagó como la espuma.

 

 

IR DE PICOS PARDOS

Aunque a día de hoy esta expresión signifique “irse de marcha”, tiene un origen más suculento.

Empezando por el S. XV… Por aquel entonces, las mujeres de la época solían vestir faldas cuadrangulares, con lo que al ponérselas, quedaban en faldas de 4 picos. Cuando una mujer estaba soltera, se anudaba uno de los picos para indicar que buscaba esposo y podía ser cortejada. Pero de donde realmente proviene la frase, es que las prostitutas de esa época también llevaban las faldas de 4 picos, ellas, sin embargo, para ser diferenciadas, esos picos se los recogían con un lazo de color pardo o se cosían un trozo de tela del mismo color.

Saltamos al S. XVII… También indican que es en esta época y no en siglos pasados donde la frase tiene su origen. Se decían que los estudiantes cuando salían de juerga solían acabar su fiesta con mujeres de vida alegre. Igualmente, a estas prostitutas se las identificaba por el trocito de tela de color pardo cosido en su falda.

Por último el S. XVIII… En el reinado de Carlos III se quería diferencias a las prostitutas del resto de mujeres de “buena honra” y se las obligó a utilizar algo que las diferenciara, que en este caso, era una mantilla con los picos acabados en color pardo.

 

 

 

BAJAR AL PILON

 

Aunque no he encontrado datos históricos sobre esta expresión. Si que podemos decir cómo se usa un “pilón”, bien, pilón es una pila de piedra que se construye en las fuentes para servir de abrevadero o lavadero. Cuando alguien quería beber de este pilón se tenía que agachar, postura que asimila a agacharse a realizar sexo oral.

Aunque muchos solo lo asocian al sexo masculino o femenino, por el mero hecho de agacharse a… podemos usarlo para ambos. Se podría decir que es más vinculante al sexo femenino por el mero hecho de que un coño es húmedo, mojado y del que emana “agua”, tiene un símil muy parecido a la definición de pilón. 

 

Si queréis saber más sobre como se debería bajar al pilón correctamente, os dejo los links a 2 post que he escrito. COMO COMER UN COÑO y COMO COMER UNA POLLA

 

Indicanos que te gusta y síguenos:
post image

PARAFILIA ¿QUÉ ES? DE LA A A LA Z

Lo primero, me gustaría explicar lo que es una parafilia, según wikipedia, es un patrón de comportamiento sexual en el que la fuente predominante de placer se encuentra en objetos, situaciones, actividades o individuos atípicos

Hay un montón de parafilias y, no solo quiero mostraros una lista de todas ellas, si no, que quiero que veáis las más raras y las más curiosas.

 

RARAS

 

Formicofilia y Emetofilia

Digamos que estas parafilias son un tipo de filia derivada de la Zoofilia, lo único que está orientada a los insectos, tienen placer viendo a los insectos pasear por sus genitales, con sus picaduras o dejar que se introduzcan en los orificios para llegar al orgasmo. ¿Rara o no?

 

Parcialismo

Esta parafilia se basa en la excitación de una parte determinada del cuerpo, quiero decir, si en el sexo esta parte del cuerpo no está involucrada, la persona no va a excitarse, no lo confundamos con la preferencia por los escotes o los culetes, no, esa persona, a la hora de tener sexo. Esa parte del cuerpo tiene que formar parte del acto sexual (axilas, orejas, pies). Dentro de esta parafalia hay varios tipos, como son Podofilia (Pasión por los pies) Maschalagnia (Observación o manipulación de las axilas), Pigofilia (Atracción por las nalgas).

 

Salirofilia

Una parafilia algo “guarrilla” a mi parecer, digamos que la persona que tiene esta parafilia siente un placer extremo ensuciando o denigrando a la persona con la que está teniendo relaciones, puede ser escupir, llenar de sudor o de semen a la otra persona o puede ser al contrario, sentir placer por los fluidos corporales  de la otra persona. Dentro de esta parafilia se encuentra la Urofilia y Cropofilia que explico más abajo.

 

 

Hierofilia

¿Extravagante? ¡SI! ¿Rara? ¡También! Lo raro de esta parafilia es que la persona solamente siente atracción sexual por objetos sagrados o religiosos, como por 

ejemplo una cruz, la Biblia, etc. Pero también pueden llegar a sentir excitación por personas vinculadas a la religión, como un sacerdote o una monja, incluso, tener relaciones sexuales en lugares sagrados, como iglesias, el altar o el propio confesionario.

 

 

Mecanofilia

Es un tipo de parafilia en la que las personas se ven atraídos sexualmente hacia las máquinas, no el tener sexo dentro de un coche o encima de él, si no, lo que les excita, es la máquina en sí, se puede llegar a sentir amor hacia ellas, por ejemplo: hacia un avión, un tren, una lavadora o una sandwichera. Es una de las más raras, no por ser extremo, si no por ser desconocido. Aunque viendo la foto, ¿quién no se enamoraría de él?

 

 

Hibristofilia

Esta parafilia es la excitación por tener relaciones sexuales con personas peligrosas: violadores, asesinos, ladrones, etc. Pero también se excitan con personas que sean mentirosas, infieles, etc. Viéndolo de esta otra manera no es tan rara ¿no? A muchas personas les excitan horriblemente las personas infieles, ya sabéis, es algo prohibido, algo que no se puede tocar y como nos gusta tocar… jajaja.

 

 

Ursusagalamatofilia o Peluchofilia

Una de las más desconocidas, se trata de la atracción por personas disfrazas de animales o peluches, lo que suele excitar es, tanto el tacto de la tela, como la dulzura que transmiten los peluches.

 

 

 

Hematofilia

Otra de las guarrillas y muy peligrosas, en esta parafilia se obtiene placer con la sangre, ya sea con verla, como con lamer o beberla, está vinculada al fetichismo vampírico y puede llegar a ser muy peligrosa, la persona que la padece siente tal placer por la sangre que puede llegar a herir a alguien para excitarse, también porque al lamerla o beberla puede contraer numerosas infecciones.

 

Cleptolagnia

Es una parafilia basada en la excitación de cometer un robo, bien sea a una persona conocida, (como la pareja, un familiar o un amigo) como a un desconocido. Hay casos muy extremos como los de los asesinos en las que considera como fetiche llevarse un objeto de su víctima, pero la no tiene que derivar al asesinato, simplemente es una de las parafilias de los asesinos. Las personas que roban algún objeto a su pareja suele incluirlas luego en el sexo.

 

 

Autonepiofilia

Rara ¡sí! ¡Y de narices! Es la excitación por los pañales, por cambiar un pañal y ver/oler/tocar su contenido. También sienten excitación por personas caracterizadas de bebé, cuidarlos, mimarlos o castigándolos. Puede ser todo lo contrario y es que a la persona le guste caracterizarse de bebe, que le mimen, le castiguen o le quiten el pañal, sin llegar a la enuresis (hacerse pipi encima). Su uso es my proclive en el mundo BDSM.

 

 

Clismafilia

Excitación sexual en la que se obtiene placer recibiendo o poniendo enemas cuando se tienen relaciones anales.

 

 

 

Urofilia y coprofilia

¡Está es de las mas cochinas! Como os he comentado arriba, estas parafilias están relacionadas con tener excitación por los desechos del cuerpo, bien sea pis o “aguas mayores”. Se obtiene placer ya sea viendo, oliendo o esparramando estos desechos por el cuerpo de la pareja, o por recibirlos, es otra de las practicas aplicadas en el BDSM. Esta parafilia viene derivada del placer de hacer pis o de hacer ”caca”, si no ¿Quién no ha sentido placer al hacerlo? ¡Yo, la primera!

 

 

Espectrofilia

Parafilia basada en la excitación por el reflejo en los espejos, puede sonar a narcisismo y quizás lo roce, pero a lo que realmente está vinculada es a verse a sí mismos teniendo un orgasmo frente a ellos, bien sea masturbándose como practicando sexo. ¿No habéis oído hablar, o habéis visto, espejos en los techos de las habitaciones de hotel? ¡Pues ya sabéis para que están!

 

 

 

Eproctofilia

Una parafilia a la que muchísima gente le podría dar asco y no es para menos. Se basa en la excitación de las aerofagias de una persona, no la persona, si no su eructo o su “pedete”. Estas personas disfrutan al escuchar y oler las flatulencias de otra persona.

 

 

Dysmorfofilia

Parafilia curiosa, porque se basa en la excitación sexual hacia personas con deformidades físicas. No es tan rara, pero si es curiosa y digna de estar en este grupo.

 

 

 

 

 

Acrotomofilia

Parafilia muy peliaguda. Esta filia, es la excitación sexual hacia miembros amputados o personas con miembros amputados. Puede derivar a algo más extremo como la amputación de uno de sus miembros y aunque no hay una excitación clara por alguno en concreto, sí que les resulta más atractivo la amputación de una pierna que de un brazo.

 

 

Necrofilia

¡QUE ME DICES! ¿Quién no la conoce? Creo que se lleva la “Pole” en cuanto a parafilias. Es una de las más enfermizas de las filias. Esta persona siente atracción sexual hacia los cadáveres, bien se de personas como de animales. Puede excitarse con la contemplación, imaginación, mutilación o contacto con un cadáver.

 

Autoasasinofilia

Parafilia bien incluida en este grupo de parafilias raras. El individuo siente excitación sexual por la fantasía de ser asesinado o escenificar su propia muerte.

 

Fratrilagnia

Esta sí que es rara, aunque mucha gente discrepe. Es una parafilia basada en la excitación sexual que le atrae tener sexo incestuoso, como un hermano.

 

Pedofilia

No nos podemos olvidar de ella, para mi opinión es la más vergonzosa desviación sexual. Esta persona (o animal, como lo queráis ver) siente un deseo sexual hacia menores de edad, bien sean adolescentes o bebés (de verdad, según la estoy escribiendo me está dando asco, pero no asco de “¡Que guarrada!” como la Coprofilia, si no del asco de “Como te vea te arranco la piel a tiras”), esta desviación (sí hay que estar muy desviado para excitarte con esto) tiene una preferencia concreta por unos rasgos de esas personas (niñas, niños, rubias, morenos, menos de X años, mayores De X años), por normal general, el pedófilo o pedófila busca un perfil concreto. Esta parafilia no tiene por qué tener un contacto con el menor, se pueden excitar simplemente viendo a los niños o viendo fotografías o videos de ellos.

 

 

CURIOSAS (NO DAÑINAS)

 

Actirastia

Es una parafilia basada en la excitación sexual al ser expuesto a los rayos del sol. Tomar el sol es un placer ¿pero tanto?

 

 

 

Amiquesis

¡Miau! Arañar como un lindo gatito o desollarte la piel con las garras de Lobezno…. Esta desviación sexual se produce por la excitación de arañar a la pareja sexual. Si te han dejado la espalda cual cuadre de La Bella y La Bestia, ya sabes por qué.

 

 

Andromimetofilia

¿Alguna vez te han pedido que te vistas de hombre y se les ha puesto el rabo como un el bastón de una baraja de cartas? Esta parafilia consiste en la excitación de ver a mujeres disfrazadas de hombres o con un comportamiento masculino.

 

 

Antolagnia

Es muy típico eso de ir al campo, tumbarse en un llano de flores y tener un orgasmo, ¿yo?, ¡todos los días!, ¿no os ha pasado? Bromas aparte, esta parafilia es la consecuencia de excitarse hasta el orgasmo por el olor de las flores.

 

 

 

Balloning

Es la excitación causada por ver, inflar, lamer, explotar,  tocar o ver como inflan globos. Esta más orientada a los hombres, les excita ver como una mujer infla un globo y como cada vez se hace más grande, incluso llegan a experimentar el orgasmo cuando explota. ¡Ojito en las fiestas si lleváis una nueva pareja y no se separa de los globos cual Gollum con el anillo!

 

Dendrofilia

Mmmm, muy parecida a la Antolagnia, pero esta vez las personas que sufren esta parafilia obtienen placer al frotarse con los arboles.

 

Knismolagnia

¡Esta sí que es divertida! Esta desviación sexual la tienen las personas que se excitan con las cosquillas.

 

 

 

Moriafilia

Si la Knismolagnia era divertida, ¡ésta lo es aún más! Esta parafilia consiste en la excitación de contar o escuchar chistes sexuales. ¡Cuidado con tu nueva pareja y el tío Paco cuente un chiste guarro!

 

 

Transvestofilia

Esta desviación consiste en vestirse con prendas interiores del sexo opuesto. Me gustaría ver a más de uno vestido así, quizás hasta me guste, jajaja.

 

 

 

 

 

Tripsofilia o tripsolagnia

Vale, bueno, ¿a quién no le gusta que le masajeen la cabeza mientras le lavan el pelo? Es un placer sí, pero ¿hasta el punto de excitarse y experimentar el orgasmo? Pues hay parafilias para todo y hay nombres para todo. Esta parafilia como os he dicho, es la excitación al ser masajeado durante el lavado del cabello.

 

 

Y después de ver unas pocas os dejo un listado en orden alfabético de todas las PARAFILIAS que existen, más específicas y más genéricas. ¡¡Adelante!!

 

 

FILIAS DE LA A A LA Z

 

  • A

Abasiofilia: La excitación sexual sólo se produce cuando la pareja es coja.

Acomoclitismo: Excitación por los genitales depilados.

Acrofilia: Personas que se excitan sólo cuando sus parejas son muy altas.

Acrotomofilia: Fetichismo por los miembros amputados.

Actirastia: Excitación sexual proveniente de la exposición a los rayos del sol.

Acucullofília Excitación sexual por los penes circuncidados.

Agonophilia: Excitación proveniente de una lucha con la pareja.

Agrexofilia: Excitación producida por el hecho de que la actividad sexual sea oída por otras personas.

Albutofilia: Excitación pensando en baños y duchas calientes.

Algofília: Excitación producida por el dolor (Se diferencia del masoquismo por la ausencia del componente erótico).

Agorafília: Atracción por la actividad sexual o el exhibicionismo en lugares públicos.

Alopelia: Experimentar un orgasmo sólo viendo a otros teniendo una relación sexual.

Alorgasmia: Excitación proveniente de fantasear durante el acto sexual con otra persona que no sea la pareja.

Alveofilia: Atracción por tener relaciones sexuales en una bañera.

Alvinolagnia: Atracción sexual sólo por los estómagos.

Amaurofilia: Pasión por las parejas ciegas o con los ojos vendados.

Amelotasis: Atracción sexual hacia personas con ausencia de algún miembro.

Amiquesis: Excitación sexual al rascar a la pareja durante el acto sexual.

Amokoscisia: Excitación por el deseo de castigar a la pareja sexual.

Amomaxia: Excitación sólo al realizar una relación sexual dentro de un automóvil estacionado.

Anastimafilia: Personas a las que les excita el sobrepeso de los demás.

Androginofilia: Atracción sexual por personas andróginas.

Androidismo: Excitación con muñecos o robots con aspecto humano.

Andromimetofilia: Atracción sólo por las mujeres vestidas de hombres.

Anisonogamia: Atracción por una pareja sexual mucho más joven o mucho mayor.

Anofelorastia: Excitación al profanar objetos considerados sagrados.

Antolagnia: Excitación por oler flores.

Apotemnofilia: Excitación por la idea de ser amputado.

Aracnofilia: Juego sexual con arañas.

Astenolagnia: Atracción por la humildad, la humillación o la debilidad sexual ajena.

Asfixiofilia (estrangulación erótica): El estímulo es estrangular, asfixiar o ahogar a la pareja durante el acto sexual, con su consentimiento y sin llegar a matarla.

Audiolagnia: El estímulo principal proviene de la audición.

Autagonistofilia: Estímulo es ser visto por otras personas durante el acto sexual.

Autoabasiofilia: El estímulo es estar o volverse cojo.

Autoasasinofilia: Fantasía masoquista de ser asesinado.

Autoasfixiofilia: El estímulo es ser asfixiado durante el acto sexual.

Automisofilia: Atracción por ser ensuciado o corrompido.

Autonepiofilia: El estímulo es utilizar pañales y ser tratado como un bebé.

Autopederastia: Encontrar sólo placer introduciendo el pene en su propio ano.

Autoungulafilia: Conseguir placer rascándose sus propios genitales.

Avisodomía: Relación sexual con aves.

Axilismo: Masturbación dentro de la axila de la pareja.

 

  • B

Balloning: Placer sexual que se obtiene sólo al ver mujeres hinchando globos, explotándolos, montándolos, estirándolos y jugando con ellos.

Barosmia: Excitación por el olfato.

Basoexia: Excitación sólo producida por los besos.

Belonefilia: Excitación producida por el uso de agujas.

Biastofilia: Aquellos que sólo se excitan sexualmente cuando asaltan a alguien contra su voluntad.

Blastolagnia: Persona atraída por mujeres muy jóvenes.

Bukkake: Excitación sexual sólo cuando le eyaculan encima.

 

  • C

Candalagnia o candaulismo: Ver a la pareja copulando con otra persona.

Capnolagnia o capnogalia: Excitación sexual producida por ver la manera en que la otra persona fuma.

Catafílico: La excitación sexual se produce sólo cuando el hombre se somete a su pareja.

Cateterofilia: Excitación sexual con el uso de algún tipo de catéter.

Chezolagnia: Sólo logra excitarse al masturbarse durante la defecación.

Choreofilia: Excitación sexual al bailar.

Cinofilia: Excitación al tener relaciones sexuales con perros.

Ciprieunia: Excitación sólo con prostitutas.

Clastomanía: Obsesión por romperle a la pareja la ropa que lleve puesta.

Clismafilia: La excitación depende de recibir un enema .

Coitolalia: Excitación producida al hablar durante el acto sexual.

Consuerofilia: Coserse zonas de la piel con aguja e hilo para obtener placer sexual.

Coprofemia: Placer sexual proveniente de decir obscenidades en público.

Coprofilia (coprolagnia): El uso de excremento en la práctica sexual (ya sea observando cómo defeca otra persona o untándose excremento sobre el cuerpo).

Coprolalia: Estimulación sexual mediante el uso de malas palabras.

Corefalismo: Excitación sexual sólo practicando sexo anal con niñas.

Coreofilia: Excitación a través del baile erótico.

Cratolagnia: Excitación provocada por la fuerza de la pareja.

Crematistofilia: Excitación producida al pagar por sexo.

Criptoscopofilia: Excitación al contemplar la conducta (no necesariamente sexual) de otras personas en la privacidad de su hogar.

Crurofilia: Atracción sexual por las piernas.

Cronofilia: Atracción de personas jóvenes por personas de más edad.

Cyesolagnia: Excitación sexual sólo con embarazadas.

 

  • D

Dacryfilia o dacrilagnia: Excitación sexual por ver lágrimas en los ojos de la pareja.

Dendrofilia: Cuando la excitación sólo se produce al frotarse contra los árboles.

Dipoldismo: Excitarse propinando golpes en las nalgas a niños.

Dysmorfofilia: Atracción hacia personas deformadas (mastectomizadas, jorobadas, etc..).

Doogging: Excitación sexual al ser observados practicando sexo en coches.

Dorafilia: Excitación sexual al tocar pieles animales, sintéticas o de cualquier otro tipo.

 

  • E

Ecdemolagnia: Excitación proveniente de viajar o estar lejos del hogar.

Ecdiosis: La excitación sólo se produce al desnudarse ante desconocidos.

Efebofilia: La atracción sexual de una persona madura hacia un adolescente varón entre 13 a 18 años.

Elefilia: Obsesión sexual por los tejidos.

Electrofilia (electrocutofilia): La excitación sólo e produce al usar suaves choques eléctricos durante la práctica sexual.

Emetofilia: Excitación sexual proveniente del acto de vomitar.

Enditofilia (endytophilia o enditolagnia): La excitación sólo se produce al ver a la pareja vestida.

Erotofonofilia: Excitación al realizar llamadas telefónicas utilizando lenguaje erótico.

Erotolalia: Estimularse sexualmente solamente hablando acerca de sexo.

Escopofilia (escoptofilia, escoptolagnia o mixoscopía): La excitación dependerá de mirar abiertamente a otras personas en el acto sexual (no subrepticiamente como en el voyeurismo).

Espectrofilia: Excitación producida por la imagen en el espejo.

Estigmatofilia: Excitación ante tatuajes, piercings, sacrificios o cicatrices.

Exofilia o neofilia: Excitación sexual ante lo inusual o bizarro.

 

  • F

Falofilia: Implica una gran atracción sexual por un pene erecto de dimensiones extraordinarias. La costumbre de hacer bollos con forma de pene por Semana Santa no pudo ser erradicada por el cristianismo que permitió que tales bollos se siguieran confeccionando a condición de que llevaran una cruz o se llamaran «cruasan» es decir, cruz santa.

Fermininofilia: Atracción por las personas u objetos feos.

Fetichismo, parcialismo o idolismo: Necesidad de utilizar objetos o talismanes de la pareja para poder excitarse.

Flatofilia: Atracción por el olor de los gases intestinales propios o de la pareja.

Fonofilia: Se trata de la necesidad de escuchar dichas palabras obscenas durante el acto sexual.

Formicofilia: Atracción por el reptar de insectos o pequeños animales (Caracoles, gusanos, etc.) Sobre los genitales, el área perineal y los pezones.

Fratrilagnia: Atracción por las relaciones sexuales incestuosas o al imaginar el sexo con un hermano o hermana.

Frotismo, froteurismo o tocheurismo: La persona obtiene placer sexual frotando sus genitales contra personas desconocidas en una multitud.

Furtling: Excitación producida al introducir un dedo a través de un agujero cortado en la zona genital de una foto o dibujo.

 

  • G

Galactofilia: Atracción por beber leche del pecho de una mujer.

Gerontofilia: Atracción sexual de una persona joven por otra de edad mucho mayor.

Ginonudomanía: Compulsión por arrancar violentamente las ropas a la pareja.

Gimnofilia o nudomanía: Excitación producida por la desnudez.

Ginemimetofilia: Atracción sexual por los travestis o por hombres que se visten o comportan como mujeres.

Gomfipotismo: Excitación provocada por los dientes.

Grafolagnia, iconolagnia o pictofilia: La consecución del estímulo sexual se produce únicamente ante fotos, videos o cuadros eróticos. Puede darse sólo o en presencia de la pareja.

Graofilia, matronolagnia o anililagnia: atracción sexual de una persona joven por una mujer de edad mucho mayor.

Gregomulcia: Excitación al ser manoseado por una persona desconocida en una multitud.

 

  • H

Harpaxofilia: Atracción producida a ser asaltado o robado con violencia.

Hebefilia: Ver efebofilia.

Hematofilia: Excitación por ver tocar o beber la sangre.

Hemotigolagnia: Atracción sexual por los tampones usados.

Hibristofilia: Apetencia sexual desorbitada por tener relaciones con violadores, asesinos o criminales.

Hidrofilia: Atracción producida por el agua.

Hierofilia: Atracción sexual por personas u objetos sagrados, como por ejemplo las cruces.

Hifefilia: El placer sexual se obtiene al tocar, sentir o rozar contra la piel los objetos ajenos como ropa, cabellos, piel, etc. Habitualmente, se trata de objetos utilizados en las principales zonas eróticas del cuerpo de la pareja como ropa íntima.

Higrofilia: Atracción por los fluidos corporales en general.

Hipnofilia: Excitación producida al contemplar a personas dormidas.

Hipoxifilia: Ver asfixiofilia.

Hirsutofilia: Del latín hirsutus «vello aspero» y del griego filia «amor». Se trata de una la parafilia que se refiere a la atracción por el vello corporal. En este fetichismo, frecuente tanto en mujeres como en hombres, se centra la excitación erótica en los varones velludos o en las zonas peludas de éstos.

Homiliofilia: Placer derivado de predicar un determinado credo o religión a personas débiles, sencillas, crédulas o inocentonas.

Homofilia: Del Griego homos (igual) y philia (atracción). Atraccion sexual por personas del mismo sexo.

 

  • I

Iatronudia: ver Latronudia.

Infantalismo (anaclitismo) : La única excitación proviene de imitar el comportamiento de un niño o de realizar actividades propias de la infancia.

Ipsofilia: Atracción sexual sólo por uno mismo.

 

  • J

Jactitafilia: Placer experimentado al relatar las propias hazañas sexuales.

Juvenalismo o juvenilismo: Excitación producida en personas adultas por el hecho de representar la etapa juvenil del desarrollo y ser tratado como tal por la pareja.

 

  • K

Keraunofilia: Excitación producida por los rayos y los truenos.

Knissofilia: Parafilia de quien siente placer al oler el incienso que se suele utilizar en las misas.

Kleptofilia o kleptolagnia: Es el hecho de tener que robar para lograr el deseo erótico. La excitación erótica se obtiene del hecho de entrar y robar ilícitamente la morada de un desconocido o pareja potencial.

Klismafilia: Ver Clismafilia.

Knismolagnia: excitación sexual producida por las cosquillas.

 

  • L

Lactafilia: Atracción por los pechos en periodo de amantamiento. También se refiere se refiere a la excitación sexual provocada al mirar a una mujer lactando o al ser amamantado

Latronudia: Excitación por desnudarse ante el médico, generalmente fingiendo una dolencia.

Lectolagnia: Excitación producida durante la lectura de textos de contenido erótico.

Leptosadismo: Se trata de una forma suave del sadismo.

Levofilia: Atracción por lo objetos que se encuentran a la izquierda del cuerpo.

Ligirofilia: Atracción por los ruidos fuertes.

Ligerastia: Se dice de las personas que necesitan la total oscuridad para poder excitarse.

Logizomecanofilia o logisomecanofilia: Atracción hacia los ordenadores.

 

  • M

Macrofilia: Atracción por las personas grandes o rollizas.

Macrogenitalismo: Excitación vinculada con un macrofalo (pene muy grande).

Maieusiofilia: Atracción por las mujeres embarazadas.

Maniafilia: Atracción por la locura.

Martimaclia (martymachlia) : Excitación al ser observado por otras personas durante la relación sexual.

Masoquismo o duololagnia: El placer sexual se obtiene ligado a la propia humillación, tortura, abuso o sufrimiento físico (al recibir cachetes, latigazos, pellizcos, etc.) O moral. Se diferencia de la Algomanía por la presencia del componente erótico.

Melolagnia: Excitación sexual provocada por la música (no necesariamente tiene que ser música con letras eróticas).

Menstruofilia o menofilia: Atracción por las mujer en el periodo de la menstruación.

Merintofilia: Excitación sexual producida al estar atado.

Metalfilia: Atracción por el metal y los objetos metálicos.

Microfilia: Atracción sexual por las personas pequeñas o enanas.

Miscegenación: Ver Alotriorastia.

Microgenitalismo: Excitación por los penes pequeños (Menos de 10 cm).

Misofilia: Ver Automisofilia.

Mixoscopía o escoptolagnia: Excitación producida al observar abiertamente a otras personas realizando el acto sexual. Se diferencia del voyeurismo en que en este caso, las personas saben que son observadas.

Morfofilia: Atracción por personas con ciertas características físicas prominentes o elementos destacados de la pareja (sólo rubios, sólo obesos, mujeres con grandes pechos, un lunar etc.)

Moriafilia: Excitación producida al contar o escuchar chistes con contenido sexual.

 

  • N

Nafefilia: Excitación por tocar o ser tocado por otras personas.

Nanofilia: Atracción sexual por las personas pequeña o enanas.

Narratofilia: La excitación sexual se consigue al relatar o imaginar historias eróticas o utilizar vocabulario obsceno en presencia de la pareja.

Necroclesis: Atracción por realizar el acto sexual con un cadáver femenino.

Necrofilia: Atracción hacia los muertos o perversión sexual de quien obtiene placer erótico con cadáveres.

Negrofilia: Atracción hacia personas de color.

Neofilia: Atracción por lo nuevo o exótico. También se refiere al individuo que presenta una atracción compulsiva hacia los objetos de última tecnología.

Nepiofilia o nepiolagnia: El placer sexual se obtiene cuando la pareja es un niño del sexo opuesto.

Nepirastia: Excitación producida por tener alzado a un bebé.

Nictofilia: Atracción a la oscuridad.

Ninfofilia o Lolitismo: Atracción que algunos hombres sienten por las adolescentes o las niñas que están a punto de tener su primera regla. Su equivalente masculino se llama efebofilia.

Ninfomanía: Hipersexualidad femenina. En latín también se la llamaba furor uterinus. Se trata de un apetito sexual exagerado de la mujer. El límite de lo normal no está definido claramente, pero se puede decir que existe patología sexual si las preocupaciones sexuales tienden a dominar el pensamiento consciente aun después de que el acto sexual ha sido ejecutado o si el sexo tiene una influencia tan dominante que interfiere con otros aspectos de la vida diaria del individuo

Nomatofilia: Atracción por los nombres.

Normofilia: Excitación exclusiva por los actos considerados normales por la propia religión o sociedad.

Nosolagnia: Excitación proveniente de saber que la pareja padece una enfermedad terminal.

 

  • O

Oclofilia: Excitación ante una multitud de personas reunidas.

Octofilia: Atracción hacia la figura del 8.

Odaxelagnia: Excitación producida al morder o ser mordido por la pareja.

Odofilia: Excitación producida por los viajes.

Ofidiofilia: Atracción hacia las serpientes y reptiles en general.

Ofolagnia: Excitación producida por canciones o ruidos eróticos.

Olfatofilia o Olfactofilia: Atracción por el olor de distintas partes del cuerpo de la pareja, en especial el de las zonas erogenas.

Omolagnia: Excitación provocada al contemplar la desnudez.

Ornitofilia o avisodomía: Afición por las aves.

Ortofilia: Atracción por la propiedad.

Osmolagnia: Excitación producida por los olores.

Otofilia: Atracción por las orejas.

Ozolagnia: Excitación producida por olores fuertes.

 

  • P

Partenofilia: Atracción por las personas vírgenes.

Parcialismo: Atracción por una parte concreta del cuerpo de la pareja que no tenga connotaciones sexuales explícitas, como por ejemplo pies, manos, etc.

Peodeictofilia o Peodeiktofilia: El placer se obtiene al provocar sorpresa, desmayo, shock o pánico en un desconocido tras la exhibición ilícita del pene.

Pediofilia: Atracción por las muñecas.

Pedofilia: Atracción sexual por los niños.

Picacismo: Excitación sexual al introducirse alimentos en alguna de las cavidades del cuerpo con el fin de que la pareja los recupere con la boca.

Pigofilia o pigotripsis: Placer producido por el contacto o roce con las nalgas.

Pigmalionismo, agalmatofilia, galateísmo o monumentofilia: Atracción sexual por estatuas o maniquíes desnudos. Proviene de Pigmalión, personaje mitológico griego que se enamoró de una estatua de su propia creación.

Pirofilia o Pirolagnia: Atracción por el fuego o los incendios.

Podafilia: Es una variante del parcialismo en la que el estímulo fetichista son los pies (pódos).

Polyiterofilia: Necesidad de tener una serie de parejas sexuales consecutivas antes de conseguir el orgasmo.

Ponifilia: Atracción por los ponis.

Pornolagnia: Frecuentar la compañía de prostitutas o preferencia por cohabitar con ellas.

Pornofilia (del griego «porno», ramera y «philos», amante): Atracción por todo lo relacionado con la prostitución y simpatía hacia sus profesionales.

Psicrofilia: Excitación producida por el frío o al ver a personas con frío.

Pubefilia o ginelofilia: Excitación producida al contemplar o acariciar el vello pubiano.

Pungofilia: Necesidad de ser pinchado para obtener placer sexual.

 

  • Q

Quinunolagnia: Excitación sexual producida al ponerse en situaciones de peligro.

 

  • R

Rabdofilia: Atracción por ser flagelado.

Renifleurismo: Desviación sexual en la que la excitación es debida al olor de la orina.

Retifismo: Atracción por los zapatos.

Ripofilia: Atracción por la suciedad.

 

  • S

Sadismo: La experimentación del placer erótico se produce al provocar dolor físico o humillación en la pareja.

Satiriasis (donjuanismo) : Ver Andromanía.

Sinforofilia o simforofilia: Excitación sexual por organizar, presenciar o imaginar un desastre o accidente.

Salirofilia: Excitación producida al ingerir la saliva o el sudor de la pareja.

Saliromanía: Deseo por ensuciar o dañar el cuerpo o la ropa de la pareja.

Somnofilia: Atracción por acariciar y realizar sexo oral con una persona dormida hasta despertarla. Sin utilizar la violencia.

Sudorofilia: Atracción por el sudor.

 

  • T

Tafefilia: Excitación proveniente de ser enterrado vivo.

Telefonofilia: Afición exagerada por las conversaciones telefónicas.

Tesauromanía: Afición por recolectar objetos pertenecientes a la persona amada.

Thlipsosis o zlipsosis: Excitación proveniente de los pellizcos.

Toucherismo: Estímulo que se produce al tocar a personas desconocidas.

Tragolimia: Deseo sexual compulsivo sin tener en cuenta el atractivo de la pareja.

Transvestofilia: La estimulación sexual depende del hecho de vestir prendas, especialmente prendas interiores, del otro sexo.

Triolismo: La excitación depende de observar abiertamente a la propia pareja teniendo relaciones con una tercera persona.

Traumatofilia: Se trata de un estado psicológico en el que el individuo siente placer con las lesiones o intervenciones quirúrgicas.

Tripsofilia o tripsolagnia: Excitación producida al ser masajeado o al hacerse lavar el cabello.

Troilismo (del francés trois): Ver triolismo.

 

  • U

Undinismo: Excitación sexual producida por el vaivén del mar.

Uretralismo: Introducción de objetos en la uretra. Puede ser de tipo autosexual, heterosexual u homosexual.

Urofilia, urolagnia u ondinismo: Atracción por ver orinar o ingerir orina.

 

  • V

Vampirismo: Excitación sexual provducida por la extracción de sangre.

Vincilagnia: Excitación por hacerse atar.

Voyeurismo: Excitación producida al ver a otras personas realizando el acto sexual de manera subrepticia, es decir, que quienes son observados no lo saben. Puede excitar mucho al voyeurista la posibilidad de ser descubierto. Algunas personas lo llevan hasta sus límites y se arriesgan a ser descubiertas porque de esa manera su excitación se incrementa.

 

  • X

Xenofilia: Atracción por los extranjeros.

Xenoglosofilia : Preferencia por las lenguas extrangeras.

 

  • Z

Zelofilia: Atracción producida por el sentimiento de envidia.

Zemifilia: Atracción por los topos.

Zoofilia (bestialismo): Afición por los animales. También se refiere al placer sexual que se obtiene al mantener relaciones sexuales con animales.

Indicanos que te gusta y síguenos: