Archive for : junio, 2017

post image

EROGENS PINTALABIOS STICK

Gracias a una querida amiga que me preguntó por este producto, me ha dado una genial idea.

Hoy quiero hablaros del EROGENS PINTALABIOS STICK VAINILLA EFECTO CALOR. Está indicado para el sexo oral (si pillines ¡lo sé!)

 

Tiene un efecto calor que hará que TODO se sensibilice de una manera increíble.

 

Podréis dar un placer magnifico, además tiene un aroma y sabor a vainilla (mmmm ¡qué dulce!) y para potenciar mas la sensibilidad, el placer y el orgasmo (ou yeah!) podréis combinarlo con el EROGENS PINTALABIOS STICK MENTA EFECTO FRIO (ojito! No apto para personas alérgicas al menthol).     

 

 

 

 

Se presenta en stick de 4gr, con unas dimensiones de 10cm de largo por 3,5cm de ancho, para que lo llevéis allá donde vayáis.

 

No tenéis excusa para practicar el sexo oral con estos dos pintalabios.

 

Dadle a vuestro amante el placer que quieres, y por supuesto, que él/ella quiere. ¿Por qué no lo utilizáis los dos?

Indicanos que te gusta y síguenos:
post image

3 POSTURAS SEXUALES PARA LA OPERACION BIKINI

Buenos días queridas mías!

Es mi primer post en el blog, así que no me critiquéis mucho prometo ir mejorando para los siguientes!

Ayer, buscando la querida “OPERACIÓN BIKINIme encontré un artículo sobre cómo hacer la operación bikini teniendo relaciones sexuales.

Como yo siempre digo “yo, la operación bikini ya, ni grapándome la boca” pero esta vez vamos a pillarlo a tiempo.

 

Se trata de 3 posturas que nos van a hacer perder esos kilitos que queremos quitarnos y fortalecer nuestros músculos.

 

 

  1. El Barco: Para empezar, lo bueno de esta postura es que no debéis estar tumbados, sino sentados: ella encima, él debajo, se sobrentiende. La idea es estar en una silla, sofá o al borde de la cama, para que mientras él se abre ligeramente de piernas, ella pueda sentarse a horcajas, pero flexionando las rodillas, para apoyar los pies a la altura de las caderas del chico. Vamos, lo que se dice de cuclillas. Mientras tu amante te coge por las caderas, tú debes poner las manos sobre sus hombros empezar a moverte sobre su miembro; deslízate arriba y abajo mientras imaginas que estás haciendo pequeñas sentadillas. A continuación, él tiene que colocar las manos sobre tus caderas, así ejercerá presión sobre tu suelo pélvico, tensando tu abdomen. Es una manera ideal de trabajar cuádriceps, aductores, glúteo, femorales, pantorrillas y la parte baja de la espalda

 

 

  1. La Animadora: Si te has cansado de hacer ejercicios de pesas y de resistencia en el gimnasio, piensa que puedes cambiar las máquinas por el cuerpo de tu pareja. Y si no, prueba a hacerlo con tu pareja empotrados en una pared (esto es lo que más me gusta, aquí veremos si nuestro amantes es un BUEN EMPOTRADOR). En las películas parece muy fácil, pero en la vida real, deberás de entrenarte para dominar la técnica. Por eso, una de las variantes es hacerlo contra la pared, pero en vez de coger a la chica, conseguir que esta suba la pierna a la altura del hombro de él, demostrando grandes dotes de flexibilidad. Existe un motivo por el que los chicos se sienten atraídos por las animadoras: la flexibilidad da morbo, así que vamos a trabajar nuestra flexibilidad. Para practicarla: Dile a él que separe las piernas y que flexione un poco las rodillas, así trabajará cuádriceps, aductores y glúteo. Ahora es el momento de rodearle el cuello con los brazos y pedirle que te abrace por debajo de la espalda. Levanta la pierna derecha hasta colocar el pie sobre su hombro izquierdo. Mientras él te penetra lentamente, facilítale el camino, deslizando la pantorrilla sobre su hombro izquierdo todo lo que puedas. ¿Quién no se apunta así a hacer estiramientos? Tenemos otra variante aquí

 

 

  1. La Vaquera: Cuando hablamos de que las posturas sexuales nos pueden ayudar a tonificar todos los músculos de nuestro cuerpo, decimos todos. Incluida la lengua. Nuestra lengua está compuesta por ocho músculos pares y uno mediano entrelazados que le dan estructura y nos permiten moverla voluntariamente, algo que sin duda, será vital para entrenar nuestra sexualidad. Así, en esta postura, la idea es que el chico se tumbe bocarriba y ella se siente encima, a horcajadas, para situar su sexo directamente sobre su boca. De este modo, controlarás o guiarás la intensidad del cunnilingus en todo momento. Además, tu amante podrá acompañar fácilmente tu excitación: sus manos están perfectamente dispuestas para agarrarte las nalgas o jugar con sus dedos donde te apetezca. Vamos a ponérselo un poquito más difícil con esta otra variante

 

Vamos chicas, ¡A PONERLO EN PRACTICA!
Indicanos que te gusta y síguenos: